No alcanza con incluir la palabra femicidio, también hay que dejar de justificarlo.

Los “celos enfermizos” no fueron los que gatillaron y mataron de dos balazos a Celeste. Lo hizo Héctor Montenegro, policía, con su arma reglamentaria, la misma que en un segundo momento, utilizó para suicidarse.

#Femicidio

#ViolenciaMachista

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s