No a la explotación sexual de niñes y adolescentes.

Estamos frente a un acontecimiento de explotación sexual contra una adolescente, en el cual su madre es quien ha cumplido el rol de “proxeneta”. La “virginidad” no es un bien que puede comercializarse, es en todo caso es una idea, creencia  religiosa y que la Organización Mundial de la Salud califica como “forma dañina de discriminación de género”,  y que además  se considera que no es un concepto médico, científico, ni demostrable, sino una construcción social de control sexual de las niñas y mujeres.​

Los abusadores y explotadores sexuales, no son “pedofilosmillonarios”. Fundéu  Argentina, expone que: “la palabra pederastia es la apropiada para referirse al abuso sexual que se comete con niños (y que además constituye delito), y no pedofilia o su variante paidofilia, que alude únicamente a la atracción erótica o sexual que una persona adulta siente por los niños, aunque no abuse de ellos”.

A#

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s