2 #HablemosDeTrata. Segunda nota sobre el mismo caso publicado.

Ahora el medio ya no habla en esta noticia de un posible caso de trata de personas, si no que prefiere minimizar el hecho y además calificarlo como una “travesura de la adolescente”.

Prácticamente no se nombra en este artículo a la participación de los dos sujetos “desconocidos”. No se dice que pasó con ellos, si fueron indagados por la policía o no. Mientras que, bajo el eufemismo “terminó demorada“, como es de costumbre de este medio, intenta criminalizar a la adolescente.

24174569_2180942151919749_8026484224616700416_n.jpg

Ahora bien: algunas recomendaciones de la Defensoría del publico para tener en cuenta si lo que queremos es abordar una noticia que refiere a un/a adolescente que abandonó su domicilio.

🔸 Tener presente que el/la adolescente, desde el momento que abandona su domicilio o se encuentra extraviada ya es víctima. Por eso se recomienda no tender a invertir esta situación, victimizando a la familia y/o condenando a niñas, niños y adolescentes. Simplificando un fenómeno complejo que obedece a múltiples causales o reduciendo el origen del problema a una supuesta “rebeldía”, por ejemplo.

🔸 La única fuente no debe ser la familiar o el denunciante, debido a que en muchos casos los buscadores pueden ser los mismos victimarios y/o responsables de las condiciones que generaron el abandono del domicilio del niño, niña o adolescente.

🔸Es importante poder centrar la labor informativa en la prevención y el tratamiento respetuoso de este tipo de casos, sin exponer la intimidad de niñas, niños y adolescentes involucrados, ya que pueden subyacer incluso situaciones de abuso o violencia familiar, que más allá de su difusión en los medios de comunicación audiovisual, requieren un tratamiento adecuado por parte de profesionales especializados y las agencias públicas competentes en la materia.

🔸En la cobertura de hechos que involucran a niñas, niños o adolescentes, debe primar siempre el respeto por su “interés superior”, lo que implica privilegiarlo para que sus derechos no se vean vulnerados y puedan ser realmente ejercidos en cada una de las etapas de las coberturas periodísticas.

Leer la Primera parte de #HablemosDeTrata

#PrácticasPeriodísticas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s